martes, 2 de septiembre de 2014

Y tú... ¿qué sexualidad tienes?

Últimamente he oído muchos términos nuevos en lo que a la sexualidad respecta. Están, como siempre, los ''más comunes'': bisexual, homosexual, heterosexual, transexual... e incluso asexual. Pero resulta que, ahora, han surgido bastantes más denominaciones, como pueden ser demisexual o pansexual (ambas palabras no están aún reconocidas por la RAE). Curiosamente, en cualquier red social en la que escuches a estas personas explicar su orientación, saldrá el típico comentario de :''no me gusta que me encasillen, yo no soy como los demás.'' Por supuesto que no eres como los demás, todo el mundo es diferente, no podría estar más de acuerdo. Sin embargo, si no te gusta que te clasifiquen, ¿por qué te empeñas en crear cada vez más categorías? ¿No había ya suficientes? Me parece una estupidez crear tantísimos tipos de todo cuando la diferencia es mínima. Según esto: si me gusta alguien de mi mismo sexo, soy homosexual; si me atrae el sexo opuesto, soy heterosexual; si me gustan ambos, bisexual; si no me interesa el sexo, soy asexual; si me enamoro o me siento atraído/a única y exclusivamente por el interior de una persona dejando completamente de lado el físico (cosa que, por otra parte, es bastante difícil teniendo en cuenta que desde hace millones de años llevamos grabado en el cuerpo el evaluar el estado físico de nuestras posibles parejas), soy pansexual y si no siento atracción sexual a menos que forme una fuerte conexión emocional con alguien, soy demisexual. Y yo me pregunto: Si me gustan las personas del sexo opuesto pero el físico no es lo primordial y además, necesito una fuerte y estrecha conexión emocional, ¿qué soy?, ¿cómo se llama eso?, ¿aún no hay categoría? Vaya, ¡venga, vamos a inventarla! Así parece que funciona ahora. 
Lo único que se consigue con esto es que haya que encajar forzosamente en algo... ¿No sería mejor, simplemente, no establecer ninguna categoría? 
Soy una persona, punto. No tengo que enamorarme del mismo modo durante toda mi vida. Ya veré yo qué tipo de personas y en qué condiciones me atraen en cada momento. Ya está, así de fácil. Querer formar parte de un colectivo de manera tan compulsiva me parece una pérdida de tiempo.

2 comentarios:

  1. Hola, Silvi. Soy Koko. Estoy dándone una vuelta por aquí. Con respecto a lo que dices, la palabra pansexual, en mi opinión,no es que sea una variante de bisexual sólo que fijándose en el interior, sino que hace referencia a que no te importa el sexo dela persona, es decir, que sea hombre, mujer o intersexual. Desgraciadamente en España aún sólo se reconoce la existencia de dos géneros y cuando nacemos de uno distinto, nos obligan a,encasillarnos en uno de los dos reconocidos, creando verdaderos problemas emocionales y psicologicos,en las personas. Lxs,transexuales también sufren esto. Que haya más palabras, nos permite hacernos conscientes,de otras realidades. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Koko, agradezco mucho tu opinión, sin embargo, a mi todas esas nuevas denominaciones imposibles (hay muchísimas más de las que yo menciono) me parecen una causa más de encasillamiento innecesario. Las personas son personas, ya está. De hecho, no creo ni que sea necesaria la clasificación clásica de ''heterosexual u homosexual''.
      Un saludo.

      Eliminar